Análisis GTA IV

22 marzo 2009 en 2:42 AM | Publicado en Videojuegos | Deja un comentario
Etiquetas:

gtaiv_analisis_blog

Después de varios retrasos y guerra entre companías, Rockstar lanza la continuación de una de las sagas más polémicas. Un título que no dejará indiferente a nadie, el cual marca la ruta a seguir en el género sandbox en esta nueva generación. ¿Habrá superado a su antecesor? Abrid paso, Niko Bellic tiene la llave a todas las respuestas.

Mucho ha pasado desde el primer trailer del Grand Theft Auto IV, donde Rockstar dejaba entrever que la saga maduraría hacia el camino de la perfección. Los foros echaban humo, corrían rumores y las noticias aparecían a cuentagotas. Lo que más llamaba la atención era el mimo con el que habían recreado la nueva Liberty City junto a la iluminación que hacía gala. Se nos presentaba un personaje que nos relataba que había llegado para intentar ser alguien en esta vida y borrar los vestigios de un pasado turbulento. Todo ello magistralmente conducido con la canción Pruit Igoe, que le ponía ese toque de majestuosidad para el retorno de Rockstar a la nueva generación de consolas.

Retrasos, exclusividades y nuevos capítulos a golpe de talonario

Las cosas serán diferentes (parafraseando a Bellic) o eso es lo que pensó en un primer momento Microsoft. Peter Moore (ex directivo en la división de videojuegos de la empresa de Seattle) sorprendió a propios y extraños con la exclusividad del juego para la XBOX 360, dejando así un panorama hasta entonces desconocido, pues, esta cuarta entrega en un primer momento iba a ser la abanderada de la PlayStation 3. El vuelco ya estaba dado, exclusividad momentánea para Microsoft incluyendo capítulos exclusivos para la 360. Esto supondría un golpe bastante duro para Sony, pero, también, retrasos por culpa de la guerra de formatos en la que Rockstar, criticó abiertamente la insuficiencia de los DVD, frente al Bluray a la hora de almacenar datos. Aún así, trabajaron a destajo para conseguir el mejor resultado posible para que el resultado final fuera el mismo para ambas consolas de nueva generación. Después de este hecho, el desarrollo del juego siguió su curso sin ningún tipo de incidencias (salvo los típicos y lógicos retrasos para pulir el producto final).

Bienvenido a América, bienvenido a Liberty City

Nos pondremos en la piel de Niko Bellic, un ex-combatiente serbio que atraído por su primo Román mediante correos electrónicos, donde le comenta su vida con mujeres, coches y mansiones… El sueño americano hecho realidad. Con este pretexto, nuestro personaje viajará a Liberty City e intentará probar suerte con la esperanza de empezar una nueva vida.

Nada más pisar tierra, Niko se percata de que todo no es lo que parecía: Todas esas alegrías se transforman en decepciones. Su primo Román está endeudado, y su sueño de vivir y cambiar radicalmente su vida se viene abajo, lo que le hará que vuelva a sus orígenes, volviendo a ser un criminal y asesino a sueldo para salvar el pellejo a su primo. Con esta premisa, Niko irá ascendiendo en Liberty City haciendo encargos para la mafia donde se verá envuelto en situaciones muy pintorescas: Traiciones, chantajes, alianzas y enemistades que pondrán a nuestro protagonista en más de un aprieto, teniendo que tomar decisiones en momentos concretos lo que afectará a nuestro progreso en el juego.

La ciudad que nunca duerme

En esta entrega Rockstar nos presenta una ciudad detallada, viva y con muchas sorpresas. La aventura transcurrirá en Liberty City que es, ni más ni menos, una replica de Nueva York. Habrá más de un guiño a la ciudad real, desde la Estatua de la Libertad, Times Square e incluso el aeropuerto JFK pero, como siempre, bajo la interpretación libre de la companía, renombrando todos los elementos para evadir futuras polémicas. No sólo se nutrirá de este tipo de lugares, también la encontraremos repleta de restaurantes, clubs de strip-tease, billares, boleras, bares, tiendas de ropa, cibercafés… Y un sinfín de establecimientos para poder disfrutar a tu antojo de la ciudad. Hay que reseñar que no en todos los edificios que encontremos abiertos podremos entrar, habrá algunos que sean meramente de adorno. Además de encontrarnos con sitios para visitar, también dispondremos de diversos medios de transporte para poder movernos a lo largo y ancho de la ciudad. Tendremos taxis (en esta entrega será algo fundamental), metro, helicópteros… Podremos robarlos si nosotros queremos para ir a nuestro antojo.

Otro de los puntos fuertes de la ciudad serán los viandantes que nos encontraremos a lo largo y ancho de todo el mapeado. Encontraremos a ciudadanos con muchísimos patrones, dotando al juego de una inteligencia artificial muy buena con respecto a las anteriores entregas: Gente cogiendo taxis, hablando por teléfono, interactuando con los edificios, paseando por el parque… En definitiva, lo más realista que se ha visto en esta presente generación. Hay muchísimas curiosidades con respecto a los habitantes de Liberty City, pero destacaría en el hecho de que si ven algún delito u altercado, ellos llamarán directamente a la policía, ambulancia e incluso si se ven en peligro, correr o defenderse. A parte de todo esto, habrá una diversidad racial apabullante, no encontrarás casi, a ningún habitante repetido.

¿Qué tiempo hará hoy?

Una de las variables que hará que sientas que estés viviendo en la ciudad será los cambios climatológicos. El hecho de vivir día a día las aventuras de Niko, hará que nos encontremos más arraigados a la urbe. Estamos ante un apartado bastante trabajado, notaremos diferencias, no sólo ojeando la hora en nuestro teléfono móvil (o menú del juego) si estamos de día, tarde o noche. Veremos diferencias de la iluminación dependiendo de la hora del día que estemos (siendo muy creíble) y, en cuanto a los efectos climatológicos, lo más loable será el efecto de la lluvia, donde veremos el agua incrustada en el asfalto.

La banda sonora de tu día a día

Otro de los puntos fuertes de esta saga es el apartado musical. Como es costumbre en la saga, tendremos diferentes emisoras de radio (en total unas 18) en las que encontraremos música de distintos géneros para agregarle variedad a este apartado siempre soberbio. Hip hop, Jazz, Electrohouse, Chillout, talkshows… Todo tipo de música a tu alcance para disfrutar de tu aventura, incluyendo anuncios o llamadas de los oyentes. Un apartado muy cuidado.

Si no tienes móvil… No eres nadie, ¿e Internet?

Una de las novedades en esta entrega es la incursión del teléfono móvil, que usaremos muy a menudo. Las cabinas telefónicas han pasado a la historia y, como mandan los cánones, ha habido una evolución lógica y, ahora, nos comunicaremos mediante un teléfono móvil. Con este objeto nos comunicaremos con los personajes que Niko conozca a lo largo de la aventura, haciendo y recibiendo llamadas, mensajes de texto e incluso haciendo fotos con la cámara que viene con el aparato. Para facilitarnos la tarea, tendremos una agenda con la que tendremos a nuestros contactos para poder llamarlos si queremos salir de juerga o, simplemente, hacer algún trabajillo extra. Entre otras funcionalidades del teléfono móvil, tendremos a nuestra disposición el personalizar nuestro terminal (con tonos, fondos y demás parafernalia), además de poder acceder desde ahí al Modo Online del juego.

Si crees que el teléfono móvil ha sido lo único que se ha incluido en esta entrega, estás equivocado. Las nuevas tecnologías están a la orden del día e Internet también se ha incluido. Podrás conectarte a un Internet ficticio en los cibercafés que están desperdigados por Liberty City. Navegar por webs, leer tu correo electrónico, mandar curriculums, recibir Spam, quedar con chicas, descargárte fondos de pantalla para tu móvil, tonos… Un detalle curioso que añade un poco más de realismo al propio juego.

Controla a Niko, controla al hombre

El juego en este apartado también hay novedades reseñables. Como es habitual en este sector, Rockstar no ha querido ser menos y recicla la forma de jugar, buscando la forma más cómoda posible (al menos en la versión XBOX 360), hay un control más preciso a la hora de controlar a nuestro protagonista. Usando como pretexto que Niko es un ex-combatiente, las mecánicas de combate han evolucionado de forma positiva, pudiendo atacar como siempre se ha hecho (presionando un botón específico mientras nos movemos) o con la vista por encima del hombro, usando apuntado automático o manual. También se ha incluido las coberturas lo que hará que haya un componente estratégico, no así con los enemigos, que irán a saco y sin ningún tipo de patrón (y, si lo tiene, es parapetarse y disparar al objetivo), lo que puede ser un punto flaco para aquellos que busquen enemigos inteligentes. Aún así, en absoluto es un punto negativo, puesto que te pondrán a veces en alguna que otra situación difícil.

La inteligencia artificial de la policía es sorprendente, tendrás que pensártelo más de una vez antes de mover un dedo, y, sentirte un criminal en potencia. Te harán la vida imposible si vas a pie, y, si vas en coche, intentarán reventarte las ruedas del vehículo. Mención especial cuando las cosas se van recrudeciendo más de la cuenta, SWAT, helicópteros, y el servicio secreto te las harán pasar putas a la hora de evadir a aquellos que imponen orden en Liberty City.

Respecto a las armas, ha desaparecido las tiendas AmmuNation, y en su lugar habrán escasos lugares donde comprar tu munición, armas de fuego de cualquier tipo, desde la común pistola hasta el potente y peligroso lanzacohetes. Incluso si quieres estar más tranquilo y estar bien protegido, también tendrás la oportunidad de comprar chalecos antibalas, que te serán de gran utilidad en misiones donde tengas que eliminar a grupos elevados de personas.

Colega, ¿Dónde está mi coche?

A parte de ir delinquiendo a diestro y siniestro, también controlaremos vehículos. En esta nueva entrega habrá un balance y un equilibrio, no todos los vehículos se controlarán igual. Dependiendo de que coche elijas, tendrás un control más suave u otro más duro (sobretodo en los todoterreno, camiones, limusinas, motos, lanchas y helicópteros). En este apartado también hay novedades. Tendremos a nuestra disposición un sistema de GPS que nos será de una utilidad brutal a la hora de deambular por Liberty City. Dependiendo de que coche conduzcas, algunos tendrán dicho sistema GPS integrado (incluso una voz te irá indicando la ruta), o, si ese coche no dispone de dicho sistema, podrás marcar tu ruta en el mapa, para poder llegar a tu destino sin problemas. Si por algún casual te saltas la ruta por defecto, se recalculará otra sobre la marcha, así que… En ese sentido, no habrá ningún problema. Eso si, cuidado con robar los coches, la alarma del coche podría sonar y, dependiendo de si hay algún policía al lado o bien, un transeúnte (éste llamará a la policía), serás buscado por la fuerza de la ley.

Realidad al alcance del usuario, ¿esto es real?

Si en el resto de apartados ha habido novedades, este apartado no va a ser menos. Gráficamente es muy llamativo, usando el motor gráfico Rage, visto en el juego Table Tennis, adaptado y mejorado para la ocasión. A parte de los efectos de luz, cabe destacar el efecto del agua, muy conseguido y algo que llama mucho la atención la primera vez que uno enciende la consola. Otra genialidad es ver la distancia de dibujado, no se queda atrás en cuanto a espectacularidad, sólo hace falta coger un helicóptero y ver como no pierde un ápice la claridad con la que se representan los edificios en la lejanía.

La representación de los personajes es excelente, con personajes más humanos y más cercanos a la realidad, dejando atrás esa estética de cómic que tenían las anteriores entregas. Alguno de los personajes tendrán esos toques característicos estilo cómic (como Playboy X, Little Jacob o Manny Escuela), pero, con facciones suavizadas. Si hay que resaltar algo sobre todo el conjunto, es la sincronización labial soberbia y los movimientos, que aún siendo algo robóticos, no desentonan en absoluto.

El motor físico Havok cumple muy bien con su objetivo, con reacciones muy realistas y naturales, pero, hay que hacer mención especial al debut del motor Euphoria, dotando a los viandantes de un realismo y naturalidad que jamás se haya visto. Ya no veremos esas acciones arcaicas preestablecidas y las cosas actuarán de forma diferente dependiendo de muchos factores, quedando atrás esa sensación de que todo actue de la misma forma. Todo lo que veas será distinto, el entorno está dotado de vida, al igual que la propia ciudad. En resumen, la dupla Havok y Euphoria es un tándem que da un rendimiento muy realista al conjunto.

No es todo oro lo que reluce, y, pese a tener un apartado gráfico notable y muy sólido, hay que destacar el siempre molesto poping. Veremos que algún objeto se carga sobre la marcha, cosa que es inexplicable en esta generación que aún hayan este tipo de errores. Por último también nombrar los típicos tirones de framerate cuando se carga mucho el escenario (explosiones, coches, tiroteos), pero, es una cosa bastante normal y no tan molesto como el poping, puesto que intentar presentar un entorno realista es el precio que se tiene que pagar para presentar un entorno tan vivo como se puede ver en el juego. En esta versión para la XBOX 360, al menos, también hay que destacar que en momentos muy contados, veremos muy poco tráfico y pocos transeúntes vagando por la ciudad, quizás por la limitación del DVD, o, del propio hardware, pero, tampoco es algo que moleste en absoluto.

Nos vemos en XBOX Live:  Modo Online

Otra novedad más. El modo online debuta en la nueva generación haciendo que la experiencia jugable sea más que satisfactoria y, se alargue sustancialmente la duración del juego, haciéndolo casi inacabable. Tendrás demasiados modos de juego para no poder aburrirte en absoluto: Partida a muerte, encargo de la mafia, policías y ladrones, carrera GTA, guerra de territorios, rompetratos, bombardear la base y, el más divertido de todos, el modo libre (entre otros). No quiero destripar nada sobre este modo, prefiero que lo vayáis probando vosotros mismos y descubráis los secretos que esconde este modo online. Sólo decir que es una experiencia satisfactoria y muy variada, sobretodo si juegas con amigos y vas haciendo el burro por ahí. El caos y las risas están más que aseguradas. Partidas de hasta 16 jugadores dependiendo del modo de juego en el que estés jugando.

Modo monojugador: El juego de nunca acabar

Si ya de por sí el juego tiene bastantes opciones para ser un juego bastante largo, además del típico modo historia (que dura aproximadamente unas 40 horas), también tendremos misiones secundarias o encargos, los cuales alargarán la vida del juego. Tendremos misiones de lo más variadas que pasan de ser taxista, camello a domicilio o tomarte la justicia por tu mano e ir limpiando las calles de Liberty City gracias al listado interno de Crímenes de la policía (accediendo desde un coche policial).

Las misiones que nos encontraremos en el juego serán las típicas tipo escoltar a una persona, controlar un trato, hacer de escolta a un vehículo o las no menos sugerentes persecuciones (ya sea en cualquier tipo de vehículo o andando), pero, en esta cuarta entrega, han sabido darle un giro para poder innovar y salirse de todas esas premisas más que vistas: Seremos atracadores de banco (en una huida un tanto espectacular y, por qué no, extremadamente arriesgada), enviaremos un currículum para adentrarnos en un edificio y matar a nuestro objetivo o las tediosas persecuciones de helicópteros. Pese a ser misiones bastante monótonas y algunas más que predecibles, han sabido meter variedad para no caer en el exceso.

Si después del reto que supone el juego tienes ganas de más y eres poseedor de una XBOX 360, estás de suerte, Rockstar tienes a tu disposición varios episodios (el Lost And Damned es el primer episodio lanzado hace muy poco) a un precio más que ajustado.

Terminando, que es gerundio

Poco más queda por decir en este extenso análisis. Si eres poseedor de una consola de nueva generación (ya sea XBOX 360, PlayStation 3 e incluso PC), no dudes en hacerte con este título. Un juego muy completo, entretenido y con muchas horas de diversión te espera. Es más adulto con respecto a entregas anteriores, más pulido argumentalmente (eso no quiere decir que sea un best seller), y, con multitud de sorpresas que no te dejarán indiferente. Acabarse este GTA IV significará que has jugado a uno de los títulos que marcarán un antes y un después en su género, pero, la única pega, es que no te atraigan las andanzas de Niko Bellic. Darle una oportunidad es lo que se merece, al menos, el que escribe estas líneas, no ha salido para nada defraudado, todo lo contrario.

Anuncios

Dejar un comentario »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s


Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: